italiano english française español español

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 
Inicio
Acerca de nosotros
¿Qué ofrecemos?
¿Por qué oramos?
Evangelio y vida

 





El Evangelio en el Desayuno
Pensamientos de la mañana de la familia Castaldi (Saronno, Italia) que se reúne para rezar y crecer juntos.
Reflexiones ofrecidas a todos para promover la oración en las familias cristianas del mundo.
La versión Española fue editada por Miguel Alberto Muñoz, el Padre José Flores, misionero comboniano, y fue coordinada por Gabriele Bottai.

081 - Perdonar es convertirse

16-Mar-2019 - I Semana de Cuaresma – Sábato
Parole de Dieu
Ustedes han oído que se dijo: "Amarás a tu prójimo" y odiarás a tu enemigo. Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos. Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo.
Mt 5,43-48
Pensées
La frase a la que se refiere Jesús hoy se encuentra en el Libro del Levítico, el código legislativo del pueblo hebreo: “No te vengarás y no guardará rencor contra los hijos de tu pueblo, sino que amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Esta frase del Antiguo Testamento, a la que Jesús se refiere hoy, se encuentra en el libro del Levítico, el código legislativo del pueblo judío: “No serás vengativo con tus compatriotas ni les guardarás rencor. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor" (Lev 19,18). El Levítico es fundamental para entender el mundo religioso en que Jesús vivió y el poder liberador del Evangelio. En el ambiente judío, ellos consideraban amigos a los que pertenecían al pueblo de Israel; los demás eran enemigos, todos los extranjeros para prevenir la contaminación de su mentalidad judía. Este concepto de perfección es probable que sea simplemente una inclusión en el círculo de familiares y amigos más cercanos. Incluso hoy en día se tiende a considerar buenos a los de la familia o del país, por su cultura, raza y religión y los demás se convierten en extraños de los que hay que mantener una cierta distancia.
El texto del evangelio de hoy rompe estos esquemas, que continuamente se citamos para defender nuestra tranquilidad y proyectos y los colocamos en el corazón del Evangelio: " Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen?... Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos?” Hoy el Señor nos pide dar el saludo y abrir nuestros corazones a todos, incluso a quienes no conocemos, con todos los riesgos que ello conlleva: es el riesgo inherente en la propagación del Evangelio. La texto de hoy, sin embargo, va más allá de esto y dice: «Amen a sus enemigos y oren por los que los persiguen». Es el acceso directo a la conversión: convertirnos al evangelio significa amar realmente, amar y orar por los enemigos y perseguidores, ya que son hijos de nuestro padre en el cielo. Dios “hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos ". Existe una tarea en la vida de cada alma.


 

Anna Maria Rossi e Pierluigi Castaldi
via Gaudenzio Ferrari, 29 - 21047 Saronno (VA) ITALY